Alberto

y sus pájaros

Alberto es el responsable de Pájaros en la Cabeza, ubicado en el mismo emplazamiento donde hace ya algunos años inauguró Un lugar en el mundo. Tras unos años trabajando en una planta de cableado eléctrico en Polonia, volvió a España con muchos pájaros en la cabeza y un sueño que le rondaba desde hacía años: abrir un restaurante en el que trabajaran personas con discapacidad.

Por eso, se puso en contacto con Fundación Down Zaragoza para preguntarles si les gustaría formar parte de su proyecto. Dicho y hecho, en solo unas semanas Íñigo se incorporaba a la plantilla en periodo de prácticas y unas semanas después lo hacía María. Tanto Íñigo como María han firmado en Pájaros en la Cabeza su primer contrato laboral.

siempre
consiguen hacerte sonreír

“Trabajar con Íñigo y María es un lujo, no solo para sus compañeros, y para mí, sino también para los propios clientes, que establecen con ellos relaciones de complicidad que les permiten disfrutar mucho más del momento. La conexión se establece desde el principio, cuando van a tomar nota de las bebidas, sobre todo porque la gente se da cuenta de lo que son capaces de hacer y de lo resolutivos que son. Además, siempre consiguen arrancarles una sonrisa a los comensales. En definitiva, contratar a Íñigo y a María es la forma más real de integración y normalización en la sociedad”, apunta Alberto.

Visita nuestro restraurante
Ver nuestra carta