El primer restaurante que contrata a jóvenes con discapacidad


Heraldo de Aragón publica un reportaje sobre nosotros en su blog Sin Barreras

blog_01Sábado por la noche en el restaurante Pájaros en la Cabeza  (Juan pablo II, 42-44, Zaragoza). Un grupo de amigos entra por la puerta del establecimiento, lleno a rebosar, para disfrutar de una agradable velada. Nada más sentarse en la mesa acude a atenderlos, raudo y veloz, Íñigo, un joven camarero que, gracias a su buen hacer con los clientes, acaba de firmar su primer contrato, indefinido.

Íñigo es un joven síndrome Down que, junto con María,  su compañera en la Fundación Down Zaragoza forman parte de la plantilla de trece personas que trabajan en este establecimiento, que se ha convertido en el primer restaurante de Aragón que trabaja con personas con discapacidad.

En los meses que llevan desempeñando aquí su tarea, primero de prácticas y luego ya con contrato indefinido (Íñigo, desde el 27 de noviembre de 2014 y María, desde el 1 de enero de 2015) la experiencia no ha podido ser más enriquecedora para todos, no solo para los dos nuevos camareros, sino también para sus familias, resto de trabajadores del local y su propietario, Alberto Muñoz.

“Trabajar con Íñigo y María es un lujo, no solo para sus compañeros, y para mí, sino también para los propios clientes, que establecen con ellos relaciones de complicidad que les permiten disfrutar mucho más del momento. La conexión se establece desde el principio, cuando van a tomar nota de las bebidas, sobre todo porque la gente se da cuenta de lo que son capaces de hacer y de lo resolutivos que son. Además, siempre consiguen arrancarles una sonrisa a los comensales. En definitiva, contratar a Íñigo y a María es la forma más real de integración y normalización en la sociedad”, apunta Alberto Muñoz.

(seguir leyendo el reportaje en el blog Sin Barreras de Heraldo de Aragón)

+ There are no comments

Add yours